domingo, 20 de enero de 2013

Me acorde porque te admiro

En cuestión de lo que esta bien y mal la mayoría sacaríamos un diez en el examen escrito, pero pocos, solo un puñado darían la buena nota, en el examen practico. A veces es muy difícil poder decir y hacer, porque lo segundo implica consecuencias que pudieran ser distintas al bien que hacen. El dueño de mis quincenas enfrento una suerte de encrucijada como esta en el mes de diciembre, un amigo muy querido de el, le solicito un favor que no implicaba mayor molestia, pero que sus repercusiones podrían representar tristeza para el mismo y su familia. Lo usual hubiera sido ayudarlo, pero el dueño de mis quincenas lo reflexiono, lo medito, al final decidió no hacerlo. El resultado fue un distanciamiento que a la fecha no se ha terminado, pues su amigo se siente traicionado por así decirlo en la lealtad de amigo. Yo creo firmemente que al final las cosas se resolverán. Pero por si algún día lo lees, quiero que sepas que siempre he sentido admiración por ti, por esas cosas que haces, que dices, que aplicas. Chica ago-go

4 comentarios:

  1. A pesar que los seres humanos estamos dotados para poder comunicarnos efectivamente, muchas veces los canales no están sintonizados y se distorsionan las voces, ojalá todo quede aclarado pronto y esa relación vuelva a ser lo que era con un plus de fortaleza.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tambien lo espero Miriam, saluditos¡¡ Marisol

      Eliminar
  2. Es muy complicado muchas veces actuar tal cual pensamos, a veces me he planteado la cuestión de si es muy hipócrita ese tipo de actos pero al final siempre llego a la conclusión que eso que queremos hacer puede afectar a muchas personas y no solamente a nosotros, se que todo se terminará arreglando =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay si es muy complicado a veces, pero sinceramente yo a veces prefiero evitarlo, soy mas cobarde para ello, esperemos a ver que sucede. saluditos. Marisol

      Eliminar

BIENVENIDA LA PARTICIPACIÓN¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡